Microeconomia

CAPÍTULO 16:

FINANZAS INTERNACIONALES

OBJETIVO DEL APRENDIZAJE
El objetivo de este tema es derivar el aspecto financiero del comercio internacional en todos los países. Esto se evidencia en la balanza de pagos. Los procesos de ajuste de la balanza de pagos son diferentes para los sistemas de cambio fijo y flotante. Cada sistema tiene efectos económicos perjudiciales que los países quieren evitar. Esto, a su vez, explica la historia de los sistemas monetarios internacionales.

BALANZA DE PAGOS
La balanza de pagos de un país es una declaración de todas las transacciones de ese país con otros países durante un período de un año. Las transacciones incluyen los flujos de bienes, servicios, transferencias monetarias unilaterales, flujos monetarios (a corto o largo plazo), así como las transferencias gubernamentales de reservas oficiales. Hay varias formas de medir la balanza de pagos, dependiendo de los flujos que se incluyan.

La balanza de pagos está compuesta de numerosos flujos. Por ejemplo, en 1981, la balanza comercial de los Estados Unidos (es decir, las exportaciones menos las importaciones) mostró un balance negativo de 28 mil millones de dólares. El mismo año, el balance de bienes y servicios tenía un superávit de 3 mil millones de dólares.

BALANZA DE PAGOS
Cuando las importaciones exceden las exportaciones, hay un déficit en la balanza de pagos. Cuando las exportaciones exceden las importaciones, hay un superávit. (La balanza de pagos normalmente también incluiría los flujos monetarios netos). Ni el déficit ni el superávit pueden durar un largo período del tiempo sin que se produzca algún ajuste económico, normalmente sobre el tipo de cambio.

Entre 1982 y 1988, EEUU experimentó un déficit comercial importante en su comercio con Japón. Durante ese período del tiempo el valor del Yen aumentó en un 50% (de 250 Yenes por dólar a 125 Yenes por dólar).

TIPO DE CAMBIO FLOTANTE
Los tipos de cambio flotante existen cuando se permite que los tipos de cambio se ajusten de acuerdo al déficit o superávit, sin intervención de ningún país. Si un país experimenta un superávit, la demanda de su moneda supera la oferta, por lo que el valor de esa moneda (o tipo de cambio) aumentará. Si un país sufre un déficit, sucederá lo contrario: el valor de dicha moneda disminuirá.

Los tipos de cambio entre el dólar, el Yen, la libra esterlina y el euro pueden cambiar según las necesidades de compradores y de vendedores de estas monedas. Este es un sistema flotante de tipo de cambio, que existe más o menos desde 1971.

DETERMINANTES DEL TIPO DE CAMBIO FLOTANTE
Los determinantes de la flexibilidad del tipo de cambio son la demanda y la oferta de una moneda, dependientes sobre todo de los flujos de bienes y monedas. Los cambios en los flujos de bienes (y por lo tanto, en el tipo de cambio) se deben a los cambios en sus precios relativos, niveles relativos de ingreso, preferencias y tasas de inflación relativas en dichos países. La especulación también afecta a los tipos de cambio flotantes.

El Yen aumentó de valor entre 1982 y 1988 porque existían más compradores de Yenes (para pagar las importaciones desde Japón, como coches y productos electrónicos) que vendedores de Yenes (procedentes de los ingresos de la exportación hacia Japón, como aviones y productos agrícolas). Una de las razones de la mayor cantidad de importaciones americanas desde Japón es el deseo de consumo de la sociedad americana.

DESVENTAJAS DEL TIPO DE CAMBIO FLOTANTE
Las principales desventajas del tipo de cambio flotante son:
- la incertidumbre sobre los cambios futuros en los tipos de cambio puede reducir el comercio internacional, y
- la competencia en las industrias de importación y exportación están sujetas a la inestabilidad y al desempleo estructural.

Las transacciones internacionales tardan mucho tiempo debido a las distancias, las numerosas formalidades, inspecciones, créditos bancarios, etcétera. Entre el día en que se determina el precio de venta y el día en que se reciben los bienes, pueden pasar seis meses. Durante ese tiempo, el tipo de cambio puede cambiar, y o bien el importador deberá hacer un mayor desembolso o el exportador tendrá que aceptar un pago menor. Esta pérdida potencial desalienta el comercio internacional.

TIPO DE CAMBIOS FIJOS
Los tipos de cambio fijos existen cuando un país intenta evitar que los tipos de cambio fluctúen como resultado del déficit o superávit de la balanza de pagos. Tal intervención sobre los mercados de intercambio debe ir acompañada por otras medidas para que sea efectiva.

Muchas monedas están ligadas a otras monedas. Por ejemplo, el peso mejicano está vinculado al dólar estadounidense.

TIPOS DE CAMBIO FIJOS
Cuando un país se compromete a mantener su tipo de cambio en un determinado valor, las intervenciones sobre los mercados internacionales deben ir acompañadas de:
- ajustes macroeconómicos (para reducir los ingresos gastados en importaciones),
- aranceles protectores (para reducir las importaciones).
Además, a veces se imponen controles sobre el intercambio, que son restricciones sobre la compra de monedas extranjeras.

Para mantener la paridad oficial entre el peso mejicano y el dólar de EEUU, el gobierno mejicano debe desalentar las compras excesivas de productos estadounidenses, lo que consigue exigiendo una licencia para cualquier importación. También utiliza numerosas herramientas de su política macroeconómica.

DESVENTAJAS DEL TIPO DE CAMBIO FIJO
La desventaja principal del tipo de cambio fijo es la transmisión internacional de la inestabilidad económica. Los países están sujetos a la inflación y al desempleo que se transmiten a través de los flujos comerciales y monetarios de otros países. Además, debe haber suficientes reservas para permitir la intervención en los mercados internacionales. Finalmente, existen varias restricciones y controles sobre el intercambio.

La recesión económica de 1930 en los Estados Unidos se extendió rápidamente a muchos otros países. Por ejemplo, el descenso en el número de compradores americanos para los productos británicos causó una recesión de la economía británica. Si el tipo de cambio entre el dólar y la libra hubiera sido flotante, una variación en el tipo de cambio hubiera absorbido el déficit comercial. Pero el tipo de cambio era fijo.

PATRÓN ORO
El patrón oro es una de las formas que toman los sistemas de cambio fijo porque todas las monedas han establecido un equivalente en oro (paridad oro). El sistema se abandonó en 1934, en parte debido a la propagación mundial de la gran depresión. El patrón oro también exigía flujos del oro de unos países a otros.

El precio oficial del oro en el Reino Unido antes de 1934 era 4,25 Libras británicas por la onza de oro. El precio oficial del oro en los Estados Unidos durante ese tiempo era $20,67 por la onza de oro. Estas dos paridades de menta requerían que el tipo de cambio entre las dos monedas sea: 4,86 dólares por libra británica.

SISTEMA FIJO DE TIPO DE CAMBIOS
De 1944 a 1971 se utilizó un sistema de tipo de cambio flotante limitado. Permitía que los tipos de cambio fluctuaran dentro de ciertos límites, pero sin propasarlos. Por esta razón, constituía un sistema de cambio flotante. Este sistema se adoptó en 1944 con el Acuerdo de Bretton Woods, que también creó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Después de la II Guerra Mundial, el precio oficial del oro en Estados unidos era $35,00 por onza. Desde 1934, la libra esterlina no podía convertirse directamente en oro, pero podía cambiarse a dólares (1£ = $2,40), y los dólares se podrían convertir en oro. Este patrón de cambio de oro duró hasta 1971.

FONDO MONETARIO INTERNACIONAL
El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue creado en 1944 en el Acuerdo de Bretton Woods para proporcionar reservas a los países que las necesitaran para mantener sus tipos de cambio fijos. El FMI presta reservas a los países con déficit en su balanza de pagos.

El FMI ha prestado dinero a muchos países que experimentaban dificultades para mantener el valor de sus monedas. Recientemente se han entregado préstamos a Méjico y Brasil.

SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL
Un sistema monetario internacional debe ser un acuerdo entre las principales naciones del mundo, porque las acciones de un país para mantener su tipo de cambio pueden verse frustradas por las acciones de otros países, y por tanto, la cooperación se hace imprescindible, como ilustran los distintos sistemas de cambio fijo. Actualmente, el sistema no es fijo ni flotante, a veces nos referimos a él como de fluctuación gestionada o sucia, por la ocasional intervención de los distintos gobiernos.

Las actas oficiales de las reuniones de los siete principales poderes monetarios del mundo (EEUU, Reino Unido, Japón, Alemania, Canadá, Francia e Italia) suelen declarar su intención de mantener el valor de determinadas monedas (por ejemplo, el dólar estadounidense). Esto demuestra que actualmente, los sistemas monetarios internacionales no son totalmente libres ni flexibles.

  Cuestionario de repaso

  Asignaciones

  Lecturas

  Tareas

[Su opinión es importante. Si tiene un comentario, corrección o pregunta sobre este capítulo, envíenoslo a comments .]

Anterior: Siguiente: