Macroeconomia   © 1986, 1990, 2002 John Petroff.
Traducción 2003 Yolanda Dempsey, 2007 Lourdes Sada

Árabe Chino Alemán Inglés Francés Ruso Español

Capítulo 10:
DINERO

El propósito de este tema es explicar el concepto de dinero. Se analizan la oferta y la demanda de dinero, se explica la importancia de la política monetaria y se investigan la estructura y función del Sistema de Reserva Federal.

DINERO

El dinero es cualquier activo aceptado incondicionalmente por todo el mundo en cualquier transacción. En distintas épocas de la historia se han utilizado como dinero diversos objetos: piedras, sal, ganado o conchas. Se han usado profusamente los metales, especialmente el oro. El papel moneda actual data de la Edad Media, cuando lo inventaron los mercaderes de Venecia.

En algunas partes del mundo, la sal se utiliza como dinero incluso hoy. Por supuesto, la sal no es la moneda oficial de ningún país, pero el hecho de que la gente la acepte en cualquier transacción la convierte en dinero. Esta gente acepta sal a cambio de otras mercancías porque sabe que podrá ofrecer esa sal cuando desee adquirir algo. La sal es conveniente porque se puede dividir con facilidad y no se deteriora.

FUNCIONES DEL DINERO

El dinero es un medio de intercambio. Se utiliza como patrón de valor en el que se expresan todos los precios. Es también una reserva de valor para su futuro consumo. El dinero tiene características ventajosas, como la divisibilidad y la durabilidad.

Si no se utilizara el dinero, la gente volvería al trueque, es decir, al intercambio de unos artículos por otros. Un granjero que tuviese una vaca de más podría intercambiarla por un caballo, o dos ovejas, o una tonelada de manzanas, o una tonelada de huevos, por ejemplo. Tendrían que existir necesidades recíprocas: el dueño de los huevos tendría que desear una vaca. Pero puede que el granjero desee un kilo de huevos en vez de una tonelada. De esta forma, sin designar algún activo como dinero, las transacciones se hacen difíciles.

DEMANDA DE DINERO

La demanda de dinero deriva de la necesidad de efectuar transacciones. Además, hay una demanda de dinero como activo, por razones de previsión y especulación. El tipo de interés no influye en la demanda de dinero. La demanda de dinero como activo es inversamente proporcional al tipo de interés, porque el dinero no gana dividendos (y pierde poder adquisitivo con la inflación): por tanto, si el interés que se pierde es elevado, se atesoraría una cantidad menor. La demanda de dinero se representa gráficamente como una curva de pendiente descendente.

Graph G-MAC10.1

Aunque el fin de tener dinero es disponer de la capacidad de comprar algo, es también común poseer cierta cantidad de dinero en efectivo en caso de necesidad. Tal necesidad se puede presentar debido a un accidente inesperado o una oportunidad comercial imprevista, que requieren la capacidad de hacer pagos inmediatos. Esta necesidad también se manifiesta al salir de casa: es imprudente no llevar algún dinero para una emergencia.

OFERTA DE DINERO

Existen distintas definiciones de la oferta de dinero porque se pueden utilizar varias formas de dinero para hacer pagos. Las autoridades monetarias en los Estados Unidos reconocen 4 tipos: M1, M2, M3 y L (por liquidez). La oferta del dinero se representa gráficamente como una línea vertical porque está determinada por fuerzas externas al mercado monetario: estas fuerzas son instrumentos de la política monetaria (que se estudian en los dos capítulos siguientes).

Graph G-MAC10.2

 

Cualquier activo que permite hacer un pago se considera como una forma de dinero, y por lo tanto forma parte de la oferta del dinero. Un análisis detallado revela que muchos activos distintos se consideran como dinero y se diferencian solamente en el tiempo que se tarda en terminar el pago deseado, o sea, en hacerlo líquido.

MONEDA

Las monedas y los billetes de banco se conocen como moneda. Comparado a otros medios de pago (tales como cheques), la moneda representa solamente una porción muy pequeña de la oferta del dinero. La moneda es responsabilidad de los Bancos Nacionales por el valor simbólico que representa (ver abajo).

La moneda se utiliza para hacer pagos pequeños. Por ejemplo, para comprar comestibles, gasolina o periódicos. De hecho, sería incómodo firmar un cheque por una cantidad pequeña. Pero todos los pagos grandes se hacen por cheque. Sería inseguro y lento comprar muebles, electrodomésticos o un automóvil pagando con billetes de banco.

M1
M1 incluye la moneda (billetes de banco), monedas y depósitos a la vista. M1 es la definición más restrictiva de la oferta del dinero.

Solamente se incluyen en M1 las formas más líquidas de dinero. Los pagos con monedas y billetes de banco se realizan inmediatamente. El pago por cheque se reconoce normalmente en el día del recibo del cheque, pero en realidad el receptor no tiene acceso a la cantidad recibida hasta que el cheque se comprueba, lo que puede tardar un día o más.

DINERO SIMBÓLICO

Los billetes y las monedas se conocen como dinero simbólico porque su valor intrínseco (el valor del papel o del metal) es solamente una pequeña fracción del valor que representan. También se llama dinero de conveniencia porque es necesario para hacer compras pequeñas.

El contenido de metal o de papel de las monedas y billetes de banco ni siquiera se acerca al valor que representa. Si lo hiciera, la moneda o el billete de banco desaparecería como forma de dinero. Es exactamente lo que sucedió en los años 60, cuando la subida de precio de la plata hizo que la gente hiciera acopio de cuartos de dólar o los convirtiese en joyas. El gobierno de Estados Unidos tuvo que acuñar nuevos cuartos con sólo un rastro de plata en ellos.

DEPÓSITOS A LA VISTA

Los depósitos a la vista representan reservas de dinero en un banco comercial en los que el dueño tiene derecho a retirar fondos cuando lo desee. Hay varias formas similares en bancos, cajas de ahorros e incluso agentes de bolsa, que se conocen como cajeros automáticos, tarjetas de débito, etc.

La mayor parte de las transacciones en cualquier economía moderna se completa con la firma de un cheque. En las empresas, el uso de monedas y billetes de banco se denomina «en efectivo», y a menudo se reserva para gastos de menor importancia (como comprar un regalo de cumpleaños para un empleado).

M2

El M2 incluye M1 y varias formas de depósitos a corto plazo. Estos depósitos incluyen cuentas de ahorros y certificados de depósito. La retirada o conversión de estos fondos normalmente conlleva una penalización en forma de pérdida de interés.

El dinero en una cuenta corriente produce muy poco o ningún interés, por lo que es preferible no dejar grandes cantidades de fondos para las necesidades diarias en este tipo de cuentas. Es más conveniente depositar tales fondos en una cuenta de ahorros o un certificado de depósito. Éstos se pueden redimir a corto plazo, generalmente en unas horas: el tiempo que se tarda en ir al banco.

M3

M3 incluye M2 más los depósitos a largo plazo (aquéllos de más de 100.000 dólares en Estados Unidos). Una definición aún más amplia de la oferta del dinero es L, que incluye los bonos del estado.

Aparte de las cuentas de ahorros y de los certificados de depósito, existe una gran variedad de instrumentos financieros que por lo general ofrecen un interés más alto, pero exigen más tiempo para acceder al dinero.

CUASI DINERO

Todas las formas de dinero con excepción del M1 se denominan casi dinero porque, aunque de fácil disponibilidad, deben convertirse en depósitos a la vista antes de poder utilizarse. Hasta ahora las tarjetas de crédito no se han considerado como dinero porque el uso de una tarjeta de crédito se supone condicional en un préstamo por el emisor. Las reservas de los bancos tampoco se consideran dinero porque eso significaría contar el mismo dinero dos veces.

Con los altos tipos de interés de los años 80, han surgido nuevas formas de instrumentos financieros. Los fondos mutuos ofrecen cuentas basadas en el mercado de valores, que proporcionan intereses mucho más altos que los certificados de depósito. Las disminuciones recientes de la inflación y del tipo de interés han hecho desaparecer parte del atractivo del mercado de valores. No obstante, son una buena alternativa a la cuenta corriente.

GARANTÍA DEL DINERO

El dinero ya no es convertible en oro (porque la oferta de oro es demasiado inestable). La declaración de una moneda como de curso legal no asegura que esa moneda sea aceptada. La aceptación del dinero se basa en la confianza mutua de la gente en que será aceptado por otros y en que se mantendrá su valor. La preservación del valor del dinero depende enteramente de su escasez relativa y del control de la oferta de dinero (que es el fin de la política monetaria).

El valor del dinero no proviene del peso de un metal precioso, sino de la cantidad de bienes o servicios que puede comprar: es el poder adquisitivo del dinero. Por ejemplo, a finales del siglo XVIII, el «assignat» francés tuvo que ser eliminado porque nunca se llegó a aceptar como forma de dinero, a pesar de todas las declaraciones oficiales del gobierno francés de la época.

Ejercicio_de_repaso

Tareas

[Su opinión es importante. Si tiene un comentario, corrección o pregunta sobre este capítulo, envíenos un mensaje].

Anterior: Política_fiscal

Siguiente: Banca_Central