© 2000 Juan Petroff. Traducción 2006, Miguel Arce
Revisión: Marcela Ramírez

B- Ciclo del efectivo

Con frecuencia , el análisis de la liquidez comienza con el cálculo de la razón corriente [también conocido como coeficiente de liquidez]. Pero éste, como muchos otros índices, depende en gran medida de la naturaleza de la industria y del tipo de empresa que se estudie. El punto de partida que proponemos es mirar a las diferentes ramas industriales primero. Aquí hemos elegido seis para ilustrar sus distintas necesidades de activos líquidos, como el efectivo. Esta necesidad de liquidez depende del ciclo operativo o del efectivo que tenga cada tipo de empresa. Éste es el movimiento que describe el efectivo en circulación o el capital de trabajo (es decir, los recursos líquidos de la empresa) a través del ciclo de producción, desde el desembolso inicial para adquirir materias primas hasta el cobro de las cuentas que se originaron al vender la producción.

Algunos de los ciclos son muy cortos, como el de un apostador en el hipódromo, y algunos muy largos, como el de la cría de elefantes, que dura más de una generación humana. Todos comienzan con los desembolsos para comprar provisiones, los salarios de los trabajadores de producción que convertirán las materias primas en productos terminados, que a su vez generan ventas y luego cuentas por cobrar que se vuelven efectivo para aumentar el saldo disponible en caja. La duración del ciclo del efectivo de una empresa puede estimarse combinando el tiempo que el inventario de productos terminados permanece sin vender, medido en días de ventas en inventario (DSI), más el tiempo que tardan lo clientes en pagar, medido en días de ventas pendientes de cobro (DSO), menos el tiempo o plazos para pagar que los proveedores permiten a la empresa, medido en días de compras pendientes de pago (DPO). La tabla T-8.2 siguiente presenta la duración de los ciclos de efectivo de seis industrias estadounidenses en 1993, así como varios índices de liquidez.

Tabla T-8.2
Índices seleccionados para seis industrias estadounidenses en 1993
. G M W R U S
Razón corriente

2.6

1.7

1.4

1.1

1.4

1

Razón rápida o "ácida"

1.3

0.8

0.9

0.5

1.2

1

DSO (días)

43

55

41

3

51

9

DSI (días)

89

70

26

14

-

-

DPO (días)

45

29

27

12

-

-

Ciclo del efectivo (días)

91

96

40

5

51

9

Capital de trabajo neto

36%

26%

27%

5%

9%

-2%

G= Fabricantes en una industria en crecimiento- Drogas y Medicamentos, código SIC 2833
M= Fabricantes en una industria cíclica- Maquinaria, código SIC 3561
W= Mayoristas - Muebles, código SIC 5021
R= Minoristas- Tiendas de alimentos y abarrotes, código SIC 5411
U= Comunicación Teléfono, código SIC 4812
S= Servicios - Agencias de viaje, código SIC 4724
Fuente: Robert Morris Associates, "Estudios anuales de estados financieros, 1994"

Antes de comenzar con la interpretación de las cifras en la tabla T-8.2 es necesario comentarlas. La estimación del ciclo del efectivo es de alguna manera poco preciso para las empresas manufactureras que requieren, además, un período de tiempo para la producción, y cuyos inventarios de materias primas y en proceso se subvaloran cuando se comparan con las ventas. Como se verá enseguida, esta distorsión no parece interferir con las conclusiones obtenidas de las estadísticas. Veamos cómo afectan los ciclos del efectivo a la estructura del balance general en estos seis sectores diferentes.

La selección de sectores se basa en el deseo de mostrar empresas que siguen diferentes estrategias y tienen diferentes necesidades. (A modo de comparación, los índices promedio de sectores completos son muy diferentes, como se puede observar en la tabla T-8.4 de promedios de los índices de 80.000 empresas estadounidenses de ocho sectores en 1999). Para evitar la suma de compañías dispares, sólo se escogió un grupo de igual tamaño: el que tuvo una menor dispersión. Además, todos los sectores debían tener un número suficiente de empresas en la muestra (no menor de 10) para el tamaño de ese grupo. Entre los seis tamaños de grupos disponibles, el que resultó más apropiado fue el grupo de empresas con ventas entre $10 y $25 millones, el segundo en tamaño tras el grupo con ventas superiores a los $25 millones. Señalaremos después que las empresas pequeñas tienden a experimentar una amplia variación en su comportamiento empresarial, mientras que las empresas grandes suelen tener líneas de productos que pertenecen a otras industrias. La selección de empresas medianas parece ser en consecuencia lo más apropiado.

Ahora saquemos algunas conclusiones de los datos presentados. En la tabla T-8.2 podemos observar que las manufactureras tienen, naturalmente, y sin considerar la subvaloración de inventarios ya mencionada, los mayores ciclos de efectivo en comparación con cualquier otra industria: las farmaceuticas necesitan 91 días y los fabricantes de maquinarias, 96. Las tiendas de alimentos tienen el ciclo más corto, de 5 días, pese a la magnitud de los inventarios que manejan (el 25% de los activos totales). Las industrias de servicio también tienen ciclos cortos, como era de esperar, y las agencias de viaje tienen 9 días. Pero las empresas de teléfonos dan a sus clientes mucho tiempo para pagar, lo que resulta en un ciclo más largo, de 51 días. Los mayoristas usan las cuentas por cobrar más que lo acostumbrado en otras industrias, y ciertamente éstas representan el 45% de los activos totales: con todo, su ciclo llega escasamente a 40 días porque emplean el crédito que les conceden los fabricantes de muebles para financiar la tenencia de inventarios (de hecho, las cuentas por pagar están vigentes 27 días, periodo considerablemente mayor que el promedio de tenencia del inventario, que es de 26 días ).

En 1995, las empresas minoristas rusas tuvieron un gran capital de trabajo, que representaba el 96% de los activos totales, en tanto que en los Estados Unidos los mismos tipos de minoristas solamente tuvieron el 45% de sus activos en capital de trabajo. Sorprendentemente, más de un tercio del capital de trabajo consistía en efectivo (el 35%), a pesar del hecho de que mantener efectivo a la mano es muy costoso en tiempos de alta inflación. Aparentemente, las empresas rusas mantenían esos altos niveles de efectivo a causa de la alta probabilidad de fracasos comerciales debidos a la gran inestabilidad de las condiciones económicas.

Ver preguntas de revisión Q-8B.1 hasta Q-8B.9.

Ver tareas de investigación R-8B.1 hasta R-8B.3.

Anterior: Importancia
Última revisión: 15/01/2007
Siguiente: Capital de trabajo